TRATAMIENTO DE LA GONARTROSIS POR TERAPIA LOCAL CON OXIGENO-OZONO

FACULTAD DE MEDICINA Y CIRUGIA DE LA UNIVERSIDAD DE BOLONIA

CATEDRA DE FISIOLOGIA HUMANA

TITULAR Prof. E. RIVA SANSEVERINO

 

20TH CONGRESO Y EXHIBICIÓN INTERNACIONAL DE DUSSELDORF, NOV. 16-19 1998

 

  1. Riva Sanseverino, Instituto de Fisiología Humana, universidad de Bolonia, Italia.

 

 

TRATAMIENTO DE LA GONARTROSIS POR TERAPIA LOCAL CON OXIGENO-OZONO

 

El uso del ozono en la terapia de las reumoartropatías es relativamente reciente. Famhy (1), desarrolló un protocolo de terapia con una mezcla de Oxigeno-Ozono para ser introducido en todas las articulaciones con el propósito de aplicar el tratamiento localmente. El presente trabajo, trata de un estudio sistemático de los efectos terapéuticos con el tratamiento local con una mezcla de oxigeno ozono en los trastornos de las articulaciones de rodilla, entendiendo por tratamiento local:

 

  1. Inyecciones intrarticulares, como rutina.
  2. Infiltraciones periarticulares.
  3. Inyecciones subcutáneas en la región afectada de la rodilla, ambas con un cuidado adicional cuando lo requiera las condiciones de la rodilla afectada.

 

El número total de 156 pacientes, representantes de la población humana, fueron sometidos a ozono terapia debido a trastornos de las articulaciones de rodilla. Los siguientes 3 grupos fueron separados e identificados para su estudio.

 

  • GRUPO A) (Nº=44) Incluye trastornos postraumáticos de rodilla; los pacientes mostraban sinovitis y meniscopatías con derrame.
  • GRUPO B) (Nº=83) Esta representado por artrosis de rodilla sin marcadas deformaciones en el hueso.
  • GRUPO C) (Nº=29) Representado por artrosis de rodilla con evidencias clínicas y radiológicas de deformaciones en el hueso.

 

 

 

El ozono, producido por un generador Ozonosan P.M. , fue administrado entendiendo una mezcla de oxigeno-ozono cuya concentración era siempre 10μg de ozono por ml. de oxigeno el volumen del gas era de 20 ml. para inyecciones intrarticulares, 10 ml. para infiltraciones periarticulares e inyecciones subcutáneas cuando fue requerido, faradización del cuadriceps femoral, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea  y/o terapia de pulsos del campo magnético con una extremada baja frecuencia, fue aplicada de acuerdo con el concepto de terapia plurimodal (C.F. RIVA SANSEVERINO,2).

 

La terapia farmacológica, oral o parenteral, fue aplicada solo y por un corto periodo de tiempo en pacientes del grupo C los cuales desde el punto de vista del comportamiento era muy difícil de tratar con ellos.

 

Los resultados obtenidos en el presente estudio son los siguientes.:

 

Los 3 diagramas esenciales mostraban el recorrido de flexo-extensión de la rodilla antes, durante y después del tratamiento con ozono.

El grupo A se restableció pronto y completamente, el grupo B mostraba una mejoría inicial y más tarde siempre la completa recuperación.

El grupo C presentaba los pacientes mas delicados desde el punto en que la condición basal de la rodilla estaba muy mal así que con gran cuidado, una terapia plurimodal, fue necesaria durante largos periodos.

Hay que decir que 21 de los 29 pacientes del grupo C mostraban un proceso degenerativo en otras múltiples articulaciones, así la condición actual de estos pacientes era poliartrosis, de esta manera algún parámetro en sangre de estos 21 casos estaba marcada y constantemente alterado en el sentido de un trastorno inmunológico.

Estos pacientes fueron puestos también en una terapia sistemática que se describe con detalle en el próximo escrito.

En todos ellos, el tratamiento sistemático seguido del primer ciclo de terapia de ozono local y a pesar de la lentitud de recuperación, el grupo C de pacientes, siendo conscientes de una consistente mejoría de su condición continuó con el programa terapéutico.

 

A la luz de los resultados obtenidos y viéndolo en conjunto, se puede decir que la terapia con Oxigeno-Ozono es extremadamente eficiente en traumas de rodilla (Grupo A) y en todas las formas de traumatismo de rodilla donde el proceso de degeneración este muy al principio ( Grupo B). En estos dos casos la predicción para la total o casi total recuperación es posible.

 

Para el  Grupo C  de pacientes por el contrario, la ozono terapia, los cuidados físicos y farmacológicos debieron ser prolongados en el tiempo, siendo conscientes de que el Oxigeno-Ozono y terapias asociadas hacen parar primero el proceso degenerativo, con una gran mejoría de la funcionalidad articular, y posteriormente a estabilizar la nueva condición.

 

Otra importante observación concierne  a la  ausencia absoluta de efectos colaterales en el tratamiento con Ozono local y por lo tanto no existen contraindicaciones.

 

REFERENCIAS:

  1. Fahmy 2., Ozone-therapy in rheumatic disease. Proceeding to the 7th  Ozone World Congress, Tokyo, Sept 9-12, 1995.
  2. Riva Sanseverino E., Osteoporosis treatment by intensive medical and physical care including ozono-therapy. Medica 88, 19th Internal. Contgress and exibition, Deusselfdorf, Nov. 18-21, 1987.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *